«La macrofotografía presenta esos aspectos que muchas veces no se pueden ver. Muchos de estos insectos son de la cabeza de un alfiler y por eso pueden parecernos iguales, pero al verlos así, vemos que son muy distintos. Cada insecto es muy diferente para fotografiarlo, también.

Los móviles están más sucios que los inodoros. También los bolsos o incluso las barbas masculinas. Ahora las bandejas de plástico que se utilizan en los controles de seguridad de los aeropuertos se suman a la lista. Los orígenes de Under Armour están en un garaje de la ciudad de Baltimore, en el estado de Maryland. Allí, Kevin Plank, un jugador universitario de fútbol americano, decidió que ya estaba cansado de lidiar con las incómodas camisetas de su equipo, que al poco de empezar el entrenamiento se empapaban de sudor y pesaban más de la cuenta. Con una inversión de 500 dólares, Kevin diseó unas camisetas transpirables y ese mismo ao generó 17.000 dólares.

Mientras, Google junto con Cisco y Ericsson aprueba por los pelos en la lista de la citada ONG sobre tecnológicas y su respeto al medio ambiente, aunque valora sus esfuerzos en cuanto a eficiencia energética, consumo y producción de energía y reducción de gases de efecto invernadero. En sus último ‘ranking’ Cool IT Leaderboard que hace un ao las mencionadas compaías se sitúan en cabeza, pero con aprobados ‘raspados’. En esa lista aparece Telefónica, por cierto, aunque muy lejos del aprobado..

Tenemos una idea aproximada de dónde se ubica, pero no la dirección exacta porque esta zona se encuentra fuera de nuestro mapa, y de cualquier mapa que nos encontramos por la ciudad. Sabíamos que se encontraba en el 372 5th Ave, Brooklyn. Pero lo que no sabemos es cúal es el metro más cercano.

Hola Bruskon, acabo dellegar de sorrento de vacaciones y si necesitas saber algo más no dejes de preguntarlo. Yo en principio había cogido un hotel en Amalfi pero al final lo pense mejor y cogímos en Sorrento pues parecía estar mejor comunicado para ir a ver todo lo que queríamos y te aseguro que hemos hacertado. Al final a Amalfi ni nos hacercamos, solo llegamos hasta positano, es un pueblito precios pero desde que llegas hasta que lo dejas la verdad es que desde el parking es todo carísimo, y claro si miras los escaparates alucinas con los precios.

Después de conocer mas sobre este grupo de grafiteros damos un agradable y fresco paseo con destino al casco antiguo. Durante el recorrido, nuestro incansable guía hace paradas donde nos cuenta la historia del barrio, los motivos de su decadencia, de cómo ha sido su rehabilitación y de cómo es actualmente. Todos esto nos lo va documentando y contrastando con la información que lleva en su inseparable carpeta.