Las resoluciones del tribunal afectan al registro de la propiedad de las prendas deportivas (camisetas, calcetines, pantalones y otro tipo de manufacturas de género de punto), sin incluir el famoso logotipo swooch (el ala situada debajo de la marca). Las sentencias dan la razón a las partes demandantes, anulando el fallo del 30 de septiembre de 1991 del Tribunal Superior de Justicia de Catalua que mostró su conformidad sobre la resolución de denegar la inscripción de la marca Nike Sports Wear (propuesta por Cidesport) por parte de la Oficina de Patentes y Marcas. Este tribunal entendió que los derechos de la empresa espaola habían caducado por falta de uso, permitiendo que el grupo estadounidense inscribiera una segunda marca similar.

En un país que no acepta los centavos, la moneda de 50 pesos representa el menor valor. Es la moneda de menor acuación y también la de peor fama, es la que goza del dudoso honor de ser la que nadie quiere y la que todos rechazan. Pero no solo es la de menor valor, también es la de menor tamao ya que sus 17 milímetros de diámetro se convierten en una verdadera molestia para quien las porta porque sencillamente se pierden entre los bolsillos o aparecen solo cuando se requieren aquellas de mayor cuantía..

Su mejor juego llegó a continuación, al servicio y cerrado en blanco. Un espejismo antes del 6 3 final en el set en menos de media hora. Incapaz de sumar con el segundo servicio 1 de 8 , la 124 del mundo se mostraba mucho más fiable. Mientras Pompeyo estaba en Asía en guerra contra el Rey Mitridates, César en Roma consiguió diferentes cargos como el de edil, pretor urbano o pontifex maximus (máximo responsable de la religión romana), esos cargos permiten que César obtenga los favores y la simpatía de la plebe y los boni mediante su amistad con Craso, este último le ayudará económicamente a fraguar las deudas que César ha contraído con diferentes proveedores. Mientras César se casa con su segunda mujer Pompeya, más joven y lejos de cualquier sospecha o mancha familiar que pueda perjudicar su carrera. Como Pontífice Máximo se instala en la residencia que le ofrece su cargo, junto con su familia, ahí vivirá junto con las vestales en uno de los edificios del mismo Foro Romano donde se encargará del cuidado de la tradición religiosa, los auspicios etc.

«Yo recibí 5.180 millones de pesos. Yo los repartí en varias entregas como al seor Emilio Tapia a quien le entregué en su propio apartamento 2.790 millones de pesos. Al concejal Hipólito Moreno le entregué 600 millones de pesos, igualmente al concejal Jorge Ernesto Salamanca, 600 millones de pesos; al concejal Omar Mejía le entregue 120 millones de pesos y al hoy exconcejal Wilson Duarte, 80 millones de pesos, entre otros concejales» precisó Zambrano..