«Booooola de Ouro Cristiaaano Boooola de Ouro!». O cntico derrama se como um bálsamo sobre os clientes. O som, pré gravado, ensurdece. Cartel endorfina aquellos que viven para correr , Aves de fuego para los que corren la 10K y en el verano se echan panza arriba y No corredor que corre: se anotan, pero no se sabe si durarán 5 minutos, si buscan sacarle el teléfono a alguna deportista o si les gustó la idea de sentirse atleta por un día. Y hay mucho de esto, «como también es real que ya no puede hablarse de una moda del running, sino de una cultura. Hay moda en el show, en el domingo de carrera, pero no en la práctica del deporte», reflexiona Nelly Giscafré, psicóloga del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard)..

Las escenas de la masacre se dibujan en las sombras oscuras de su rostro. Sujud, los rizos dorados recogidos en una coleta, corretea ajena a la tragedia. Pero no sus hermanas, especialmente Shaima, de 12 aos, que muestra todo su brazo izquierdo con el rastro de las heridas de las bombas de entonces.

Policia : En Marruecos existen dos cuerpos facultados para el control de trafico . La Policia Nacional, en el interior de las Grandes Ciudades y sus accesos y la Gendarmeria Real, en el resto del País. Ambos cuerpos no tienen necesariamente que trabajar en paralelo, es decir, te puedes encontrar perfectamente primero un control de uno e inmediatamente después un control del otro.

En un mes, hará ocho aos de mi llegada al FC Barcelona. En julio del 2008, entré por primera vez en este club y ocupé el vestuario en el que he vivido los logros más importantes de mi carrera profesional. Desde el primer día, desde ese primer entrenamiento a las órdenes de Pep Guardiola, hasta el último de ésta pasada temporada, he tenido la fortuna de poder disfrutar apasionadamente el fútbol.

La víctima mortal es Abel Martínez, profesor de Ciencias Sociales que sustituía a una maestra de baja por enfermedad. Hacía sólo dos semanas que tenía el empleo y su familia ha declarado que estaba feliz con su trabajo. L es el muerto; el resto del colegio también es víctima de este suceso, que tardarán en procesar..

Quizás un número que falta en el artículo es el de los asistentes al concierto que dieron. Si no me equivoco no solo había lugareos en el acto. Por cierto, como todos los aos, las casetas de cada partido político estaban presentes despachando sus bocatas y minis, por lo que si la factura fue fraccionada, como al parecer en otros aos, entre los feriantes, aquí hay algo que no entiendo: o el PSOE Barajas no sabe lo que paga por su stand o bien la junta de Gobierno no avisó de quien venía a actuar (creo que esto último se publicito bastante).