A falta de 30 segundos para el final del partido, el lituano Valanciunas lanzó dos libres. Convirtió el primero, pero falló el segundo. El francés Gobert tocó el aro para desviar la pelota, algo que es ilegal. Nike; Puma; Audi all iconic logos, but like with anything successful, it took time for these to gain popularity. Logos won’t become instantly iconic, even if you’ve designed the most beautiful combination of vectors. It depends on the product’s success and the market in which it exists.

El Cronista ha instalado los procedimientos físicos, electrónicos y administrativos para salvaguardar y ayudar a prevenir el acceso no autorizado, mantener la seguridad de las bases de datos El Cronista y usar correctamente la información recabada en línea. Sin embargo, dadas las condiciones de seguridad que ofrece hoy Internet, el Usuario debe tener presente que, al divulgar su Información Personal en línea, ya sea al momento de suscribirse, contratar algún producto y/o servicio o bien participando en salas de chat, foros de discusión o encuestas, la Información Personal puede ser recogida o utilizada por otros. Por lo tanto, si bien El Cronista realiza su mayor esfuerzo para proteger la Información Personal, El Cronista no será responsable por la difusión de Información Personal que pudieren realizar otros visitantes del Sitio, ni será responsable por los daos y perjuicios que dicha divulgación genere.

Y no sólo sacaban tajada por el mobiliario sino que por supuesto te ofrecían continuamente comida y bebida. El agua era Evian, las hamburguesas de Wagyu y las pizzas de rucula, no sé si me explico. Las cervezas a 8 euros, los zumos a 10 y el mojito a 12.

Valverde tiene dobladas, y hasta triplicadas, todas las posiciones, el sueo de un entrenador que al mismo tiempo se convertirá en un quebradero de cabeza cuando algún jugador con galones se queje si participa poco. Ter Stegen Neto; Semedo Wague, Piqué Todibo, Umtiti Lenglet, Alba Junior; Rakitic Sergi Roberto, Busquets De Jong, Arthur Vidal Aleá; Messi, Luis Suárez Griezmann y Dembélé Coutinho. Las combinaciones son, además, numerosas.

Rodríguez Zapatero empezó su gestión como Secretario General dando una lección de democracia. En un partido poco acostumbrado a las elecciones directas entre varios candidatos, Zapatero tendió la mano al que había sido su adversario e impuso un modelo de integración tan ejemplar como, por desgracia, excepcional. A partir del 2004, ya al frente del gobierno, defendió el programa electoral con sinceridad y valentía.