La visita a la torre tiene un coste de 30 tl. No es gran cosa, pero nos hacía ilusión estar en medio del mar, entre las dos orillas, y disfrutar de las vistas y las diferentes leyendas que la acompaan. Cada 10 minutos sale un pequeo barco que une la torre con el muelle donde está situada la taquilla..

El precio, por tanto, es clave para saber cómo posiciona Microsoft su oferta frente a la competencia. Desde finales de la semana pasada han empezado a salir rumores con cuentagotas. Asus, por ejemplo, podría lanzar su tableta con Windows RT por 600$ (podemos esperar paridad euro/ dólar en los precios), más 200$ al aadir el teclado externo.

El anuncio forma parte de la campaa por el 30o. Aniversario del eslogan «Solo hazlo» (Just Do It), y ha causado ya indignación en varias personas. Algunas amenazaron en internet con boicotear los productos de la compaía, y difundieron fotos de zapatos de Nike a los que habían prendido fuego.

El movimiento durante la semana, según coincide la mayoría de las firmas, es tranquilo, con afluencia de público local. «Los fines de semana viene muchísima gente, sobre todo turistas cuenta Gisella Viola, de Cacharel, una de las primeras marcas que hace cinco aos abrió su local en la zona, primero en Acevedo y Velazco y luego en Aguirre 865 . Hay muchos hoteles de la ciudad que lo recomiendan como tour de compras; por eso, cuando vemos llegar una.

A diferencia de su padre, que enrabieta a ejecutivos y espanta marcas, Lonzo Ball es objeto de deseo para varias franquicias de la NBA. Por ejemplo, Los (glamorosos) ngeles Lakers ya le echaron el ojo al espigado escolta. Desde su llegada a la liga a partir de octubre deberá probar en la cancha que está a la altura de las expectativas de los ejecutivos de los equipos, de los fanáticos y del valor de mercado que su familia, tan anticipadamente, ya pide por él..

Supongo que eso será para los transportes y entradas a los monumentos. Qué cantidad sería adecuada. He estado leyendo un poco algunos comentarios pero sigo indecisa. Después de realizar el check out, Sayel nos descubrió la Little Petra, abriéndonos la boca para el plato nocturno, la noche en el famoso yacimiento arqueológico situado en el desierto del sudoeste de Jordania PETRA. Nos dejó en el hotel, nos alojamos en el hotel Petra Moon, llegaron las 20:30h de la tarde y después de un terrazeo en la piscina del hotel, cruzamos las puertas de entrada adornadas con iluminación. Es un país con contraste.

El trencito le da un encanto especial a la visita, pero no es la manera de aprovechar mejor el lugar. Dicen que ver el amanecer o el atardecer es maravilloso. El tren tiene un paquete donde una noche se duerme en el caon, el tema es que para eso hay que dedicar 3 días en total a toda la visita, y nos parecía demasiado..