Otra mirada proporciona Bret Schoolmeester, Director Global de Calzado, cuenta: «Demasiada rigidez puede cambiar la carga de trabajo desde el pie hacia arriba en la pantorrilla, lo que genera fatiga cuando aumenta la distancia. Con el Zoom Elite Vaporfly desarrollamos una combinación perfecta, casi geométrica para reducir ese problema». Otro de los secretos develados son las calzas semi ajustadas en lugar de los pantalones cortos sueltos, con un poco de compresión localizada..

Parece ser que los únicos catalanes que constatan que existen espaoles a su nivel son los deportistas. Soy del 75, glorioso ao en el que nos prometíamos un futuro de libertad, fraternidad voluntaria y solidaria. Con un país por hacer y compartir. El efecto de entretenimiento que pueda causar una película en el público es, para muchos, razón suficiente para no cuestionarla ni en su contenido ni en su calidad actoral pues uno de los fines esenciales del cine es precisamente entretener. Con este argumento decenas de directores que se han ocupado de la realización de películas de acción defienden su labor, totalmente válida, en aras de convertir sus productos en rotundos éxitos taquilleros. El debate al respecto ha sido extenso y ha vinculado a muchos críticos del mundo.

Esto no siempre ha sido así. La «primera vida» de Nike Zoom Elite lo fue hasta la versión 4, aparecida en 2008. Hasta entonces, fue una de las mejores zapatillas mixtas, en aquel momento con control de la pronación que existía en el panorama atlético.

La anécdota retrata el carácter de Planas (42), un hombre que se formó bajo el rigor de Bertrán y que en sus 21 aos de carrera ha tenido puesta la camiseta de Canal 13. Por eso, a nadie le extraó que Patricio Hernández, director de programación, lo nombrara hace un mes productor ejecutivo del nuevo reality show de la estación. El formato sucederá a «La granja VIP»,..

Ya era un crack de adolescente, un número uno. No considero que la utilización de la cámara hiperbárica lo haya ayudado. Pero la cosa es que hubo un cambio drástico en su vida con el apoyo de la psicología deportiva. Lo de la carretera sin asfaltar en fin fue divertido porque si bien no había nieve sí que tenía bastante barrillo que se había formado por la nieve, la lluvia y la humedad de los últimos días y que el poco sol que había brillado desde la tarde anterior no había podido secar. No era cuestión de correr porque no es plan amargarse las vacaciones haciendo el tonto con el coche, ni falta que hacía porque de todas formas el coche patinaba igual. Lo dicho, me divertí bastante..